Resfriados

resfriadoEl  resfriado, es un proceso inflamatorio. Es la expresión de la manipulación de un conflicto.

El resfriado se produce en situaciones frecuentes e importantes para la mente, que nos producen sensación de agobio y nos inducen a buscar un motivo legítimo para distanciarnos un poco de una situación que nos exige demasiado.Es cuando no estamos dispuestos a reconocer ni la carga que suponen estas “pequeñas” crisis cotidianas ni nuestros deseos de evasión.

El resfriado nos permite que nos apartemos de la situación que nos molesta y pensar un poco más en nosotros mismos.

El dolor de cabeza que lleva cuando hay un resfriado es, para evitar que le pidan a la persona que se meta a resolver los problemas, La sensibilizarnos generalizada puede crecer hasta que nos duela la punta del pelo. La nariz está tapada y hace que sea imposible toda comunicación (la respiración es el contacto con la gente, no nos olvidemos). La tos de perro denota claramente, por su tono áspero, que el placer de la comunicación se reduce, en el mejor de los casos, a toserle a alguno.

Cuando las amígdalas se inflaman, es un estado que debe inducir a la persona a preguntarse qué es en realidad lo que se le ha atragantado tanto. Porque tragar es un acto de admisión, de aceptación, y en realidad esto es lo que no queremos hacer.

 

TÉ ESPECIAL RESFRIADOS

Infusión de té de miel, jengibre y limón.

Es muy sencilla de hacer y tiene un sabor muy agradable y peculiar con la combinación del picante del jengibre, el ácido del limón y el dulce de la miel.

Estas son las cantidades por persona y taza:

1/2 cucharadita de raíz de jengibre fresca, pelada y machacada o rallada.

1 rodaja de limón.

1/2 cucharadita de miel natural.

Vertemos el agua hirviendo el jengibre y el limón y dejamos hervir tapado unos 10 minutos. Lo colamos y le añadimos la miel.